COMO CAMBIAR LA PILA DE MI RELOJ

COMO CAMBIAR LA PILA DE MI RELOJ

 

Antes de empezar

Si le preguntas a cualquier relojero cual es el primer mandamiento en la reparación de relojes, posiblemente te dirá algo así como ‘el orden y la limpieza lo son todo en esta profesión’.

Así pues, empieza por el principio y prepara un sitio cómodo para trabajar. Nada de ponerte a desmontar tu reloj en ese escritorio que tienes al lado de la ventana, inundado de papelajos, cartas del banco y montoncitos de calcetines doblados que aún no has guardado en el armario.

La mesa en la que vas a trabajar debe estar despejada y limpia, bien iluminada y permitirte cambiar la pila a un reloj de pulsera sentado en una postura cómoda.

Antes de abrir el reloj, limpia la tapa con un cepillo de dureza intermedia y retira la suciedad que pueda haber entre la caja y la correa o pulsera. Si no tienes ninguno de relojero, puedes usar un cepillo de dientes. Asegúrate de que no queden por ahí restos de piel, ácaros de polvo, tierra u otras impurezas que podrían caer dentro de la caja al retirar la tapa.

Abre el reloj

Los dos tipos de tapa más habituales son la de rosca y la de presión:

    • Fondos de rosca

Para abrir las tapas de rosca necesitas una llave jaxa. Olvídate de inventos raros y trucos extraños. Nada de probar con unos alicates, o unas tenazas, o un nosequé de queseyó. Cada herramienta es para lo que es y utilizar una equivocada puede traer consecuencias nefastas, desde rayar la caja del reloj hasta acabar con unas tijeras clavadas en un ojo.

Girando la rueda que tiene detrás, acercas o alejas entre si las dos mordazas de la parte superior de la jaxa. Y girando el mango, haces subir o bajar la tercera.
abrir reloj con tapa a rosca usando jaxa
Sostén el reloj en la palma de tu mano izquierda (si eres diestro) y encaja los dientes de la llave en las muescas de la tapa. Asegúrate de que los ajustas a la distancia exacta y que los tres están perfectamente encajados.

Ayúdate con el dedo gordo de la mano izquierda para presionar la jaxa contra la caja y que no se resbale. Empuja el mango en sentido anti-horario y haz que la tapa se desenrosque media vuelta. Podrás terminar de desenroscar la tapa empujándola con ambos pulgares.

No intentes abrir la tapa usando sólo dos de las mordazas de la llave o con éstas mal ajustadas, ya que lo único que conseguirás será que la jaxa patine cuando la gires y rayarás la caja de tu reloj.

A veces, las tapas están cerradas demasiado fuerte y necesitarás inmovilizar el reloj en un tornillo de banco en lugar de usar tu mano.

    • Fondos de presión

Para las tapas a presión, sólo necesitas una navaja de relojero.

Este tipo de fondos tienen una pequeña muesca donde puedes apoyar la navaja para hacer palanca. Tómate tu tiempo para localizarla.

No cometas el error habitual de tener demasiada prisa e intentar abrir la tapa haciendo fuerza por cualquier lado. A veces sale bien, sobre todo si tienes cierta práctica y no está demasiado dura. Pero en la mayor parte de los casos sólo conseguirás mellar tapa y caja.
abrir reloj con tapa a presion
Una vez encontrada la muesca, sostén el reloj en tu mano izquierda (de nuevo, si eres diestro). Coloca la hoja de la navaja en el rebaje y dale un pequeño toque de muñeca. Es más cuestión de maña que de fuerza, así que si no va a la primera no te pongas a empujar más y más fuerte.

Asegúrate de que la herramienta está apoyada de manera firme en la hendidura y mejora tu golpe de muñeca.

Escucharás un ‘cloc‘ característico que te indicará que acabas de abrir el reloj con éxito.

Ahora no tires la tapa, esto no es un yogurt.

Extrae la pila

Ya has abierto el reloj. Ten cuidado de que no se te caiga nada y colócalo frente a ti.

Lo más probable es que la pila se aguante en su sitio con la ayuda de una pequeña abrazadera. Algunas pueden moverse usando unas pinzas o un destornillador pequeño. Otras requerirán que aflojes uno o dos tornillos para retirar la batería.
sacar la pila a un reloj de pulsera
Si necesitas sacar los tornillos completamente, te recomiendo que los metas dentro de una cajita, en lugar de dejarlos sueltos en la mesa. Son piezas muy pequeñas y pueden irse rodando, empujadas por una corriente de aire o colgando de la manga de tu jersey.

Este consejo no sólo es útil a la hora de cambiar la pila de un reloj de pulsera, te invito a que lo pongas en práctica siempre que desmontes cualquier aparato.

Extrae la pila con unas pinzas. No deberías notar ninguna resistencia y tendría que salir casi sola. En caso de que no sea así, no sigas tirando. Echa un vistazo por si hubiese una segunda brida o alguna pestaña que la inmoviliza.

Comprueba la carga de la pila

Para esto, utilizarás un multímetro. Asegúrate de que está en modo de medición de voltajes y coloca una de las agujas en un lateral de la carcasa de la pila y la otra en la parte superior.

Las pilas de botón que se usan habitualmente en los relojes suelen ser de 1,5 o 3 voltios. Cualquier valor inferior indica que ya no se encuentran a plena carga y pueden hacer que el reloj deje de funcionar. Esto es señal de que ha llegado el momento de cambiarla.

Si por el contrario, el voltaje de la pila es el correcto, el problema está en otro lado. No tiene sentido que la cambies, ya que el reloj seguirá sin funcionar. Ciérralo y házmelo llegar, te daré un diagnóstico detallado y un presupuesto en unos días.

Puedes saber algo más sobre las pilas en este artículo sobre las características de las pilas.

Comprueba la referencia de la pila

    • ¿Qué significado tiene?

Lo más frecuente es que la referencia de una pila sea algo así como SR626, LR921 o CR2016.

Las dos primeras letras te indican el tipo de pila:

      • CR: litio
      • LR: alcalinas
      • SR: óxido de plata

Los dos últimos dígitos te dicen la altura en milímetros.

Los dígitos centrales te informan del diámetro, también en milímetros.

Las de litio son siempre de mayor diámetro y se emplean a menudo en relojes digitales con muchas funciones.

Para cada medida de las pilas de óxido de plata hay una alcalina equivalente. Aunque el precio de las segundas sea más bajo, te aconsejo que sólo uses pilas de óxido de plata. Suelen durar hasta 5 veces más y los componentes usados para fabricarlas son de mejor calidad. Esto minimiza las posibilidades de que expulsen el ácido y dañen tu reloj.

Es importantísimo que elijas la pila de la medida correcta. Tanto el diámetro como la altura.

Aunque una de igual diámetro y diferente altura encaje y aporte el mismo voltaje, puede ocasionar problemas de funcionamiento en tu reloj.

    • Las pilas se descargan estando almacenadas

Las pilas están elaboradas con elementos químicos y en su interior empiezan a producirse reacciones desde el mismo momento en que se fabrican. Esto ocasiona una auto-descarga anual de alrededor de un 10%.

No compres grandes cantidades de pilas para conseguir mejor precio si crees que las vas a tener guardadas durante mucho tiempo.

Una pila que ha estado almacenada 5 años ya ha consumido la mitad de su carga.

    • No todas las marcas ofrecen la misma calidad

Ten en cuenta que las pilas son como cualquier otro artículo del mercado. Las hay más caras y más baratas y de diferentes calidades. Puedes encontrar variaciones de duración entre unas marcas y otras.

Mi consejo es que huyas de las que sean demasiado baratas y confíes en marcas conocidas.

Coloca la pila en su lugar

Ya has abierto el reloj, extraído la pila vieja y elegido una nueva. ¡Ya tienes la mitad del trabajo hecho!

Antes de colocar la nueva, verifícala con el multímetro. A veces se descargan por estar en mal estado o almacenarse durante demasiado tiempo. Así estarás seguro de que colocas una en perfecto estado y no habrá dudas si ves que tu reloj no funciona cuando lo cierres.
cambiar la pila de un reloj
Sitúa la pila con cuidado en su alojamiento, sin forzarla. De nuevo, debe ir sola a su sitio. Si no encaja, comprueba que las bridas y pestañas que aflojaste antes no estén obstruyendo su camino.

Vuelve a dejar la abrazadera que sostiene la pila en su lugar inicial y coloca de nuevo los tornillos si los hubiese.

Cierra el reloj

 

Antes de cerrar el reloj, elimina cualquier resto de suciedad que pueda haber en la tapa o en la caja, especialmente en las zonas en que ambas están en contacto.

Asegúrate de que la junta tórica está bien colocada en su sitio. Puedes quitarla, aplicar un poco de grasa de silicona y volver a ponerla en su sitio.

cerrar un reloj

Ahora cuidado. Cierra a tu paciente y no te olvides gasas, un bisturí o las llaves del coche dentro.

    • Tapas de presión

       

como cerrar un reloj con tapa a presion

Sostén el reloj entre los dedos índice y pulgar de ambas manos y presiona la tapa con fuerza. Escucharás un ‘clock’ seco cuando se cierre.

Si no lo consigues, colócalo con la tapa hacia arriba en una superficie totalmente plana e inténtalo de nuevo haciendo fuerza contra ella. No la golpees y aplica la presión en la zona de la tapa más cercana a los bordes.

Verifica que la tapa está bien cerrada.

    • Tapas de rosca

       

Ahora vas a realizar el mismo procedimiento que efectuaste para abrirlo, pero a la inversa.

Deja caer la tapa en su sitio y ciérrala empujando con tus pulgares en sentido horario. Hazlo con cuidado y presta atención por si la junta tórica saliese de su ranura y se quedase mordida entre la tapa y la caja.

cerrar reloj con tapa a rosca usando jaxa

Cuando no puedas hacer más fuerza con tus dedos, usa la llave jaxa para girarla un cuarto de vuelta más.

Ponlo en hora y verifica su funcionamiento

 

¿Ves? Cambiar la pila a un reloj de pulsera no es tan difícil.

como poner en hora un reloj festina

Ahora sólo te falta ponerlo en hora y asegurarte de que funciona. Los que tienen segundero son los más fáciles de evaluar. En los que no lo tengan, tendrás que esperar un par de minutos hasta que el minutero se mueva.

Envía la pila vieja a reciclar

 

Recuerda que las pilas son elementos altamente contaminantes y no debes tirarlas nunca a la basura.

Deposítalas en un contenedor especial para recogida de baterías, entrégalas en el punto limpio de tu ciudad o mándamela en una carta por correo ordinario.

El medio ambiente es cosa de todos.

Resumiendo…

 

Para cambiar la pila a un reloj de pulsera sólo tienes que seguir estos sencillos pasos:

  • Abre el reloj con una llave jaxa o una navaja de relojero
  • Extrae la pila usando unas pinzas
  • Comprueba la carga con ayuda de un multímetro
  • Selecciona otra pila del mismo voltaje y medida
  • Colócala en su sitio sin forzarla
  • Cierra el reloj con cuidado
  • Recicla la pila vieja